Se encuentra usted aquí

Inicio » El Club...

El Juego

Al contrario que otros deportes, el golf se juega, en su mayor parte, sin la supervisión de un   árbitro o juez. El juego confía en la integridad del individuo para mostrar consideración por los demás jugadores y para atenerse a las reglas. Todo jugador debe comportarse de manera disciplinada, mostrando cortesía y deportividad en todo momento, sea cual fuere su nivel de competitividad.

El golf es una actividad deportiva que consiste en embocar una bola de pequeñas dimensiones en un hoyo mediante distintos tipos de palos, empleando para ello el menor número de golpes posibles. La zona de salida se denomina tee y donde se ubica el hoyo se llama green, una zona verde perfectamente cuidada y segada.

El golf es un deporte que se desarrolla al aire libre, en plena naturaleza, y que exige tanto esfuerzo como el jugador desee, puesto que es él mismo quien fija su propio ritmo, convirtiéndolo en estimulante o reposado.

El golf constituye un desafío a las habilidades de cada uno dado que, en el fondo, no se juega contra nadie, sino contra sí mismo. Por ello conlleva una serie de valores –humildad, sacrificio, tolerancia, etc– sumamente positivos y apreciados.

El golf puede ser jugado en cualquier época del año y a cualquier edad, desde la más tierna infancia hasta muy entrada la madurez dado que el esfuerzo físico que requiere, más intenso del que pudiera parecer a primera vista –con recorrido que incluyen 6 ó 7 kilómetros por terrenos desiguales–, es sin embargo muy gradual. 

El golf se caracteriza asimismo por la existencia de un sistema de handicap, entendiendo el handicap no como limitación, sino como ventaja o compensación, de manera que personas con distintas aptitudes pueden competir en un mismo torneo sobre una base de igualdad, contrarrestando las deficiencias de cualquier jugador. 

El sistema de handicap entra en acción en determinados tipos de competiciones, ya que en otras, de mayor rango –de carácter profesional o amateur del tipo Campeonatos de España, etc– el ganador del torneo es quien realiza el menor número de golpes, sin incidencia del handicap, en las vueltas estipuladas.

Para jugar al golf en un campo debidamente homologado es obligatorio estar en posesión de la licencia federativa, según las normas del Consejo Superior de Deportes y la legislación actualmente en vigor. Cada licencia lleva anexo un seguro que cubre la responsabilidad civil y los accidentes que se produzcan durante la práctica del golf en un campo debidamente homologado.